TopCar convierte el Porsche 911 con una imagen impactante

0
171

Aunque se trata de todo un clásico dentro del mundo de los superdeportivos, el Porsche 911 no tiene la imagen espectacular que tienen otros coches de este tipo. Pero los técnicos de TopCar, la empresa de personalización de coches, ha querido elevar la imagen de este modelo por encima de lo que suele ser normal en él. Y no se ha cortado nada al darle un aspecto mucho más atractivo, dinámico e incluso más lujoso de lo que solemos ver en el diseño habitual de este coche.

Para hacer que este coche destaque a lo grande han fabricado nuevas fascias, tanto delantera como trasera, en fibra de carbono. Y no se han quedado ahí, sino que también ha incluido este material en los faldones laterales, en el capó, los retrovisores externos, las rejillas de ventilación y otros puntos estratégicos de la carrocería, creando una imagen sencillamente espectacular.

La fibra de carbono también está presente en la cabina, en el volante, el salpicadero, la parte trasera de los asientos delanteros y los paneles de las puertas. El color negro es predominante en todo el coche, así que la elección del color dorado en determinados lugares de la cabina es una excelente opción para que destaque bien. Eso sí, todos los elementos dorados no son meros objetos metálicos cubiertos con una capa de color dorado, sino que es oro auténtico.

Estos elementos de oro están presentes en la palanca de cambio, en las levas junto el volante, las manijas de las puertas, los botones de los asientos eléctricos, las salidas de aire y varios interruptores en la cabina. La elegancia va unida a la potencia, porque esta conversión de TopCar ha elevado esta hasta los 750 CV, lo que eleva su rendimiento también por encima de las versiones de producción.

Este coche puede resultar demasiado vistoso para los más puristas, que buscan mantener la configuración estética del Porsche 911. A mí, por ejemplo, me encanta esta versión, de la que no se ha aportado todavía el precio definitivo. Barato no será, pero sí que es verdad que no me importaría ponerme al volante de este coche, al menos una vez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here