La historia de Peugeot en el Dakar en diez anécdotas

0
127

Peugeot está presente en la competición más dura sobre la Tierra desde el momento de su creación, en el año 1979. De eso hace ya varias décadas, así que este rally está repleto de anécdotas protagonizadas por los coches de la marca francesa, que ha formado parte de su historia desde ese primer momento. Vamos a hacer un repaso a diez anécdotas, diez datos importantes, que han supuesto un hito importante tanto para la marca como para la competición.

Ocho Peugeot en el primer Dakar

Ocho Peugeot participaron de forma privada en la primera edición del Dakar, celebrada en 1979. Se trataba de seis Peugeot 504 y dos Peugeot 404, modelos muy apreciados por su fiabilidad. El mejor clasificado de todos ellos estaba pilotado Pierre Chamagne y Raymond Thérage, acabó la prueba en la 70ª posición absoluta con un turismo prácticamente de serie. El otro Peugeot 504 bien clasificado estaba pilotado por Pierre Louis Moureau y Jean Yves Touya, que consiguió imponerse en un tramo cronometrado. Fue el recorrido entre Arlit y Agadez, de la tercera etapa del rallye, aunque más tarde tuvieron que abandonar.

Del mundo del Rally a dominar el Dakar

El año 1987 marcó la primera edición del Dakar en la que Peugeot participó en el mismo de forma oficial. El Peugeot 205 Turbo 16 que ya había participado con éxito en el Mundial de Rallys al volante de Timo Salonen y Juha Kankkunen. Fue el año en que comenzó la leyenda protagonizada por la marca Peugeot Sport en el Dakar.

Una remontada heróica

En el año 1987 el piloto Ari Vatanen tuvo la mala suerte de sufrir un accidente en la etapa prólogo y comenzar desde el puesto 274 con su Peugeot 205 Turbo 16, que precisamente lucía el dorsal número 205. Con su pericia, la habilidad de su copiloto Bernard Giroux y a una avería de quien estaba en cabeza, su compañero Shekhar Mehta, se consiguió colocar en lo alto del pódium al finalizar la prueba en el Lago Rosa.

La recuperación física de Ari Vatanen

El piloto estaba apartado de la competición debido a un duro accidente que sufrió en Argentina y que le partió varios huesos. No obstante, le convencieron para unirse al equipo Peugeot y ya hemos visto que no solo le sirvió para remontar un puesto bastante retrasado, sino que además le ayudó a recuperarse de sus heridas, tanto físicas como emocionales.

El robo del coche del líder

Sucedió en el año 1988, cuando tras acabar la etapa en Bamako, el Peugeot 405 Turbo 16, una evolución del modelo que corrió el año anterior, fue robado. Ari Vatanen se encontró con que no pudo salir con su coche, aunque por suerte se encontró al cabo de unas horas. La organización lo eliminó, pero el triunfo fue para otro Peugeot, conducido por Juha Kankkunen.

Un triunfo por una moneda de 10 francos

La rivalidad entre Ari Vatanen y Jacky Ickx hizo que el triunfo de Peugeot en 1989 peligrase. Para evitarlo, el director del equipo, Jean Todt, decidió el orden de llegada a meta lanzando una moneda de 10 francos al aire. Ickx eligió cara y Vatanen cruz, y fue esta última la que salió. Así, aunque este debía de ser quien llegara antes a la meta, la rivalidad era tal que hasta el último momento Ickx no le dio tregua al finés. Finalmente, cumpliendo con su pacto, dejó que este llegara a la meta el primero.

El primer triplete de la marca en el Dakar

En el año 1990 los tres primeros puestos del podium fueron para tres equipos Peugeot. Fueron los formados por Ari Vatanen/Bruno Berglund, Björn Waldegard/Jean Claude Fenouil y Alain Ambrosino/Alain Bamgartner, que superaron con tranquilidad al resto de participantes. La marca dejó el Dakar tras ganar quince de las veinte etapas disputadas en aquella edición, tres pilotos en lo más alto y cuatro títulos consecutivos en el bolsillo. Un resultado bastante impresionante.

El regreso al Dakar con un gran equipo

El equipo de Peugeot volvió a participar en el Dakar en el año 2015, volviendo a reunir a un equipo de profesionales que impresionaban por sus éxitos. Stéphane Peterhansel, Cyril Despres y Carlos Sainz, al que se unió Sébastien Loeb el año siguiente. Entre todos sumaban diecinueve títulos en el Dakar (trece de Peterhansel, cinco de Despres y uno de Sainz) y once campeonatos del Mundial de Rallys (nueve de Loeb y dos de Sainz).

64.000 kilómetros de terrenos duros y complicados

Al largo de todos los años en los que ha participado en el Dakar, Peugeot ha conseguido recorrer 64.000 kilómetros a través de alguno de los terrenos más complicados del planeta, entre dunas, piedras y otros accidentes geográficos que han puesto a prueba la fiabilidad y la resistencia de sus coches.

La segunda marca con más éxitos del Dakar

Los coches de Peugeot que han participado en el Dakar han logrado 65 victorias de etapa, lo que le convierte en el segundo fabricante con más triunfos en la historia en la categoría de coches. También es el segundo fabricante con más triunfos absolutos en esta prueba, seis. Y todo ello, ¡con solo siete participaciones oficiales en esta desafiante prueba!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here